Apetito de riesgo según la norma ISO 31000

Compartir esta publicacion

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

SEGUNDA PARTE

En la anterior parte se mencionó sobre el apetito riesgo de la organización, siendo este un concepto algo nuevo y confuso, pero no se puede descartar ya que últimamente cobra una importancia significativa. Por otro lado, se tomaron en cuenta los factores internos y a partir de ahí se describió lo incluido dentro de ellos [1].

Ahora, los factores externos se relacionan con las condiciones del mercado de forma particular, en el que se encuentra operando la organización, respecto a la competencia, los desarrollos tecnológicos destacados en dichos sector, la solidez, entre otros [1].

Se vuelve realmente importante entender la definición de apetito de riesgo para las organizaciones; las altas directivas y los ejecutivos son los responsables directos de esta decisión, ellos se encargan de definir si son oportunos los factores de acuerdo a las condiciones de cada organización. Por consiguiente, ellos definen cuáles se deben considerar como importantes y cuáles no [1].

La declaración de apetito de riesgo, puede ser plasmada en un documento en donde se implementen las políticas aplicadas a cada uno de los niveles y en las áreas correspondientes. Por otro lado se considera como opción llevar a cabo un tratamiento propio para cada área: trabajo, salud, marketing, seguridad, etc.

De acuerdo al punto de vista de  varios expertos, se puede considerar el apetito de riesgo de forma general, es decir, una combinación de todos los riesgos en caso de existir alguna asociación entre algunas de las áreas anteriormente mencionadas, pero ellos aseguran que como consecuencia se tendría un trabajo altamente complejo. Sin embargo; ellos proponen un apetito de riesgo individual, pues esto permite hacer cada tarea de un  modo o manera  más fácil dentro de cada área [1].

El contenido en el documento puede variar, pues este depende del tamaño de la organización, su nivel de regulación, complejidad y el sector en donde desempeñe sus funciones. Como parte final, se busca un objetivo en donde se exprese una escala del apetito de riesgo al cual están sujetos todos los empleados en la organización, pero este apetito de riesgo, puede ser mucho o poco, dependiendo del nivel de responsabilidad de cada empleado. Entonces, si no se quiere crear confusión, se debe establecer un anexo bien explícito, en donde quede definida la consideración para cada variable [1]. 

La explicación del apetito de riesgo, debido a cambios posibles, representa un reto para los expertos o profesionales de riesgos. Algunas sugerencias a tener en cuenta son las siguientes [1].

  • Uso de lenguaje entendible para todos los niveles.
  • Documentación flexible, pues el apetito de riesgo es una tarea dinámica y se encuentra sujeta a revisiones frecuentes.
  • El documento debe ser sometido a debates, antes de quedar del todo establecido.
  • El documento debe ser de fácil lectura, y,sobre todo en él se debe evidenciar el interés en conjunto con la presencia de los altos directivos de la organización.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Reciba actualizaciones y aprenda de los mejores

Más para explorar

Uncategorized

SEGURIDAD EN CRIPTOMONEDAS

La migración de los mercados al mundo digital, se ha venido dando desde varios años atrás, también los activos comienzan a jugar un nuevo papel

Estamos para ayudarte

Déjanos tus datos, nuestro equipo se pondrá en contacto para brindarte la mejor solución.

We are here to help you

Leave us your information, our team will contact you to provide you with the best solution.