Apetito de riesgo según la norma ISO 31000

Compartir esta publicacion

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

PRIMERA PARTE

El apetito de riesgo en las organizaciones, se cataloga como un concepto reciente; este puede resultar un poco confuso para  la mayoría de las personas, pero dicho concepto no se debe hacer a un lado, además cobra un nivel de importancia, indicando a toda organización que debe publicar declaraciones y aspectos relacionados de manera oficial sobre este tema,  y, describirlo de la forma más explícita posible, la cual ayude a  entender todos los niveles  y  todas las áreas de la organización respecto a la visión aplicada en dicha materia [1].

De acuerdo a la norma ISO 31000, el Apetito de Riesgo de las organizaciones es definido como la exposición de riesgo al que la organización está dispuesta a enfrentarse o asumir. Dicho nivel de riesgo es considerado permisible y particular para cada empresa, este debería estar declarado y ser conocido por todo el personal profesional para tenerlo siempre en cuenta en las gestiones de riesgos, principalmente en las etapas de evaluaciones y análisis, pero ¿qué sucede si hay una ausencia de declaraciones en donde se explique los apetitos de riesgos aceptados por la organización? Existe la probabilidad que las decisiones quedan a libre exposición de varios profesionales en las diferentes áreas de la empresa ocasionando una atmósfera de incertidumbre  [1].

Si no existe una declaración de apetito de riesgo, las gestiones de riesgos puede quedar a las libres interpretaciones de los diferentes profesionales y personas, o de forma individual en cada departamento perteneciente a la organización. Siempre se ha tenido en cuenta que existen personas sumamente cautelosas, y, otras son más atrevidas. Entonces, las gestiones de riesgo quedan a la deriva y a la vez su rumbo pierde su verdadero horizonte [1].

No es recomendable para la organización ser muy precavida, porque puede evitar la opción de arriesgarse un poco más, pero tampoco se aconseja hacer las cosas a la aventura y más en mercados  en donde se debe tener un buen nivel de prudencia. Cada empresa debe establecer su propio criterio, además es posible que dentro de la organización se terminan evitando riesgos de menor importancia, y todo esto puede suceder por falta de un acuerdo generalizado [1].

En todo lo relacionado a la gestión de riesgo, los factores que conforman el contexto de la organización ya sea interno o externo, son los que ejercen influencia en el momento de la evaluación de forma directa. Al no existir una única fórmula, se pueden definir factores comunes considerados en un gran porcentaje de las empresas como factores principales [1].

Respecto a los factores considerados internos, se puede hablar de los resultados de las evaluaciones de riesgo realizadas en el momento, también de los objetivos enfocados en el tema comercial de la empresa. La situación a nivel financiero, metas de crecimiento a alcanzar  y los objetivos establecidos en la misión y visión de la organización, pueden completar esta primera parte o segmento [1].

Fuente

www.escuelaeuropeaexcelencia.com

Suscríbete a nuestro Newsletter

Reciba actualizaciones y aprenda de los mejores

Más para explorar

Uncategorized

SEGURIDAD EN CRIPTOMONEDAS

La migración de los mercados al mundo digital, se ha venido dando desde varios años atrás, también los activos comienzan a jugar un nuevo papel

Estamos para ayudarte

Déjanos tus datos, nuestro equipo se pondrá en contacto para brindarte la mejor solución.

We are here to help you

Leave us your information, our team will contact you to provide you with the best solution.