A la hora de navegar por Internet podemos sufrir numerosos tipos de ataques. Nuestros dispositivos pueden ser hackeados por diferentes medios y nuestra información personal estar en peligro. Esto puede ocurrir sin importar el tipo de dispositivo o sistema operativo que estamos utilizando. Podemos sufrir muchos tipos de ataques en la red. Aquí se hablará del secuestro de direcciones IP. Te diremos en qué consiste y conoceremos un poco más sobre IP hijacking.

La seguridad en la red, un factor fundamental

Hoy en día existen muchos riesgos de seguridad, como hemos mencionado, sin embargo es un factor fundamental para los usuarios. Conviene siempre tenerlo en cuenta y evitar que nuestros dispositivos puedan verse afectados por alguno de los muchos problemas que hay en Internet. El hecho de mantener seguros los sistemas también hará que nuestra privacidad esté siempre a salvo.

Eso sí, hay que tener en cuenta que también tenemos a nuestra disposición un gran abanico de posibilidades para protegernos. Hay muchas herramientas que podemos utilizar para evitar la entrada de malware y analizar el sistema en busca de amenazas. También el sentido común juega un papel fundamental para no caer en errores que provoquen un mal funcionamiento de los equipos.

Por tanto podemos decir que sí, que la seguridad en la red es un factor fundamental para los usuarios. Por ello, el hecho de que existen métodos y ataques como el del secuestro de direcciones IP puede provocar un problema importante para los usuarios.

El secuestro de direcciones IP, un método de ataque extendido

Dentro de todos los tipos de ataques que podemos encontrar en la red, uno de ellos es el secuestro de direcciones IP. Según informan un grupo de investigadores de seguridad, se trata de un método que está muy extendido hoy en día, aunque no es para nada nuevo.

Si analizamos datos, los números en 2017 indican que aproximadamente el 10% de las direcciones IP de los routers del mundo fueron afectadas por este tipo de ataques. Sin duda estamos ante cifras bastante importantes.

El secuestro de direcciones IP es una forma de ataque que utiliza direcciones IP para mover datos a través de la red. Básicamente se basa en vulnerabilidades en las IP generales y en el Border Gateway Protocol, o en español podríamos decir protocolo de puerta de enlace de frontera. Esto último por ejemplo es necesario para los proveedores de servicio.

En el caso de BGP lo que hace un atacante es “convencer” a las redes cercanas de que la mejor ruta para llegar a una dirección IP en concreto es a través de su red. BGP no tiene un procedimiento de seguridad para evitarlo, por lo que es algo relativamente sencillo de llevar a cabo.

Este problema no es algo nuevo y ha causado importantes preocupaciones en los últimos años. Han sido testigos de grandes fraudes que han dejado diferentes áreas de Internet vulnerables a ataques.

Qué objetivo tiene el secuestro de direcciones IP

Cada ataque que puede ocurrir en la red tiene un objetivo concreto. Por ejemplo, los ataques Phishing tienen como fin robar las credenciales y contraseñas de las víctimas. El secuestro de direcciones IP también tiene diferentes objetivos.

Uno de los objetivos de que puedan realizar un secuestro de direcciones IP es el envío de Spam, por ejemplo. Pueden llevar a cabo diferentes actividades maliciosas. También podrían utilizarlo para realizar ataques de denegación de servicio. Incluso podrían distribuir malware.

También es posible que este tipo de ataques sea utilizado para el espionaje. Se han dado casos de que incluso gobiernos de algunos países lo han utilizado para espiar a sus propios ciudadanos.

Ha habido en la Dark Web organizaciones fraudulentas que vendían direcciones IP secuestradas. Estas direcciones pueden ser utilizadas para el envío de correos fraudulentos dentro de un rango IP legítimo.

https://www.redeszone.net/

WhatsApp chat