Recomendaciones para la implantación de un sistema de gestión de continuidad del negocio (SGCN) según ISO-22301

Compartir esta publicacion

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

A nivel  organizacional, las empresas buscan comprobar si existen riesgos en sus negocios, entonces para ellas es importante la implantación de un Sistema de Gestión de la Continuidad del Negocio (SGCN) a través de la norma ISO 22301. La  norma permite conocer también a las organizaciones, el nivel de prevenciones ante todos los riesgos o incidentes posibles y así poder solucionarlos o solventarlos [1].

Se recomienda hacer una reducción  de costos generales, cumplir todas las leyes aplicables, estabilidad de las cadenas de suministro, generar confianza a todos los integrantes de la organización, entre otras. Con la ayuda del SGSN,  se pueden disminuir las consecuencias de los posibles riesgos, pues es evidente que estos se pueden ocasionar en cualquier momento. ISO- 22301 al ser una norma de tipo internacional, es considerada fundamental en el campo de gestiones de continuidad del negocio, además ayuda en la continuidad de lo desarrollado previamente [1].

De acuerdo a los requisitos establecidos por ISO-22301, estos deben ser generales a la  hora de  implantar mantener y mejorar de forma constante el SGSN,  además los requisitos pretenden ser aplicables sin importar el tamaño de la organización. Esto hace  que la implantación  de la continuidad del negocio pueda tener lugar por medio de la optimización de los recursos de manera óptima, expectativas claras, y la constante creación de objetivos alcanzables por parte de la dirección [1].

Un proyecto relacionado con la continuidad del negocio se puede llevar a cabo, teniendo en cuenta las siguientes reglas [1].

  • Elección de un comité de procesos.
  • Implicación y compromiso en cada uno de los procesos relacionados con el SGCN a la dirección.
  • Cada actividad  implementada dentro del SGSN debe ser desarrollada e interrelacionada a la vez [1].
  • Reconocimiento de los requisitos estimados, los grupos de planificación y las responsabilidades respectivas asociadas a cada uno de ellos [1].
  • Aceptación del progreso de los proyectos [1].

Por último, la norma ISO 22301  fue introducida en el año 2012, pero fue revisada de nuevo en el año 2019. Cada una de las revisiones hechas desde ese entonces hasta ahora, ha tenido varios cambios que se consideran importantes con respecto a las versiones anteriores, sin embargo la versión de 2019 es bastante similar a la del año 2012, pero tiene una cantidad menor de documentos obligatorios y nuevas pautas con respecto a las planificaciones del SGCN, por lo tanto, todas las organizaciones tienen como plazo hasta el 31 de Octubre de 2022 para hacer su transición a la versión del 2019 [2].

Fuentes

www.isotools.cl

www.nqa.com

Suscríbete a nuestro Newsletter

Reciba actualizaciones y aprenda de los mejores

Más para explorar

Estamos para ayudarte

Déjanos tus datos, nuestro equipo se pondrá en contacto para brindarte la mejor solución.

We are here to help you

Leave us your information, our team will contact you to provide you with the best solution.